Creo que un gran consejo que se puede dar a todas estas empresas, es que regresen a sus páginas web y validen que se cumplen al menos los principios básicos de la web 1.0, es decir: debe quedar descrita de forma clara, sencilla y atractiva la propuesta de valor del web site, y por tanto de la marca. Es decir, cuál es el motivo por el que el usuario nos debe dedicar unos segundos más, antes de darle al botón ‘back’.

La universidad de Carleton publicó en la revista Nature que un usuario de la web típico, es capaz de determinar en tan solo 50 milisegundos (una veintésima parte de un segundo) cuál es su opinión sobre una página que visitan.

Con este dato ‘in mente’, ¿alguien puede creer que se puede permitir el lujo de no explicar el posicionamiento de su sitio web de forma contundente, clara y sencilla? Las empresas se juegan sus resultados (al menos los que se derivan de la web) en esas pocas décimas de segundo. Los responsables deberían preguntarse ¿Cuáles son los mensajes que podemos enviar en esos instantes al usuario?

Hay que facilitarles la vida a los usuarios web. Déjeles claro cuál es su propuesta, para que pueden usar su web site, cuáles son los beneficios que obtendrán. Presente su producto de forma irresistible. ¡El tiempo de nuestros clientes en potencia, es el bien más escaso del planeta!

Esto puede parecer una perogrullada pero, imagine que Usted entra en una tienda física, ¡y que no fuera capaz de determinar inmediatamente qué productos se ofrecen allí!

Es prácticamente imposible recuperar a un usuario si su página de inicio no da la talla. Para complicar la situación aún más, hay que tener en cuenta que hoy la mayoría, por no decir todos, los usuarios acceden a su web desde un buscador, y van a parar a lo que en términos técnicos se conoce como ‘landing page’. Dado que el buscador puede direcciones a los usuarios a cualquier parte de nuestra web, se deben tratar todas las páginas de su web site como si de la página principal se tratase. Todas ellas pueden ser la página de entrada para uno u otro usuario!

Habrá observado que me he venido refiriendo a las personas como ‘usuarios’, eso es porque quiero hacerle ver una realidad: el objetivo de su web site es convertir a usuarios en clientes, y a estos, en compradores. No olvide esta máxima: Si Usted no está preparado para convertir a clientes en compradores, no lo dude, trate únicamente de convertir a usuarios en clientes.

No hay nada de malo en utilizar Internet como un método de captación de clientes, en simplemente despertar curiosidad. Es posible que Usted pueda convencerlos de que se gasten el dinero, ese que tanto les ha costado ganar, usando su presencia en el mundo físico.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario